¿Qué es un derecho de petición?

 

El Derecho de Petición es un derecho de rango constitucional que tienen los ciudadanos de presentar peticiones de interés general o particular, es un mecanismo relativamente ágil, pues las autoridades tienen que respetar unos términos establecidos, para lograr que se resuelvan dudas, que se aclare y corrija información, se obtenga una respuesta de fondo completa y acorde a lo solicitado o se permita el acceso a documentos.

El pasado 30 de Junio, se expidió la nueva reglamentación del derecho de petición (Ley 1755 de 2015), la cual modifica lo consagrado sobre el tema en Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo (Ley 1437 de 2011). 

Los principales aspectos que deben tener en cuenta cualquier ciudadano que podrá ejercer su derecho constitucional de presentar peticiones respetuosas y completas a las autoridades se podría resumir en los siguientes:

Finalidad: Solicitar el reconocimiento de un derecho, la intervención de una entidad o funcionario, la resolución de una situación jurídica, la presentación de un servicio, requerir información, consultar examinar y requerir copias de documentos, formular consultas, quejas, denuncias y reclamos e interponer recursos, de forma gratuita y sin necesidad de un abogado o de una persona mayor cuando quien quiera peticionar sea un menores de edad siempre y cuando la petición tenga relación con las entidades dedicadas a su protección o formación. 

Contenido: La petición debe contener por lo menos: a. La autoridad a quien se dirige, b. Nombres y apellidos completos del solicitante y de su apoderado, si es el caso, indicando documento de identidad y dirección de notificación, de ser el peticionario una empresa privada inscrita en el registro mercantil estará obligada a indicar su dirección electrónica, c. Objeto de la petición y las razones que los fundamentas, d. La relación de los documentos que adjunta y e. La firma de quien presenta la petición.

Presentación: Podrá ser verbalmente, pero deberá quedar constancia de la misma, de igual manera puede ser por escrito.

A quién se puede presentar: Se podrá ejercer el derecho de petición ante autoridades y entidades públicas, así como también ante organizaciones privadas (como sociedades, corporaciones, fundaciones, organizaciones religiosas, cooperativas, instituciones financieras, clubes, Cajas de Compensación Familiar, Instituciones del Sistema de Seguridad Social Integral, Bancos, entre otros) con el fin de garantizar los derechos fundamentales del peticionario.
También se podrá ejercer ante personas naturales cuando frente a ellas el peticionario se encuentre en situaciones de indefensión o subordinación.

¿Cuál es el término para resolver las peticiones?

  • 15 días hábiles siguientes a su recepción cuando se solicite información o aclaración de información.
  • 10 días hábiles siguientes a su recepción, cuando se trate de documentos e información.
  • 30 días hábiles siguientes a su recepción, cuando se realicen consultas.

En caso que de que la entidad no dé respuesta al Derecho de Petición, se puede proceder de la siguiente manera:

  • Se entenderá la aceptación de la petición y como consecuencia las copias se entregarán dentro de los 3 días siguientes. 
  • Pero se debe tener en cuenta que eventualmente se pueden presentar situaciones como: no aportar documentos completos, el funcionario que recibe el derecho de petición no es el competente para dar respuesta y por lo tanto se tiene que dar traslado al funcionario competente. Situaciones en las cuales habrá una suspensión de términos informando al solicitante la razón del por qué no se ha contestado a la petición. 
  • Se puede presentar una tutela, alegando que se ha vulnerado el derecho fundamental reconocido en el artículo 23 de la Constitución Política. 
  • Interponer una queja ante la Superintendencia que se encargue de inspeccionar, vigilar y controlar a la entidad a la que se le interpuso el derecho de petición.