El Código de Policía 2017. Una ley de convivencia colaborativa.

Para que sea una realidad la convivencia pacífica entre los ciudadanos que no es otra cosa que el respeto a los derechos de los demás priorizando el interés general sobre el particular, reconociendo  la libertad individual, pero teniendo en cuenta la comprensión de las necesidades y razones ajenas. El nuevo codigo de policia se promulgo teniendo en cuenta la constitución como norma superior.

El Código de Policía garantiza los derechos y libertades de los ciudadanos manteniendo la seguridad, la tranquilidad, la armonía, la moralidad, la salubridad y la protección del medio ambiente y rige para todo el país.

Es deber de la policía, por ejemplo, defender y difundir los derechos humanos, proteger los recursos naturales y culturales, obligar a las personas a comportarse respetuosamente en público defendiendo y conservando sano el entorno y sobre todo mantener la armonía y la tranquilidad en la diaria convivencia. Es el caso de poner orden con los vecinos ruidosos, con los que no cuidan a sus mascotas, los que utilizan las calles para hacer necesidades fisiológicas, etc.

 La institución de la Policía Nacional debe conservar el orden  o restablecerlo cuando está alterado. Deben permitir y acompañar las marchas, desfiles y reuniones numerosas sean de orden político, religioso o de perfil cultural, pero deben disolverlas cuando esas reuniones alteren la tranquilidad, la movilidad, la convivencia o cualquiera de los derechos fundamentales de la comunidad. También si constatan que alguno o varios de los participantes portan elementos o armas peligrosas que puedan agredir a los demás asistentes o causar daños en propiedades públicas o privadas. Los uniformados deben exigir  la presentación de la autorización expedida por la autoridad competente, solicitada por 1 persona jurídica o 3 personas naturales que son las que se hacen responsables del evento y de las consecuencias que de él se deriven.

 

Policia Nacional- Vecinos ejemplares.( 29/12/2016)

 

Con el correcto cumplimiento de las normas establecidas en el Código se protege la libertad económica y las iniciativas privadas para el funcionamientos de locales comerciales, industrias, corporaciones y fundaciones  que presenten la Matrícula Mercantil vigente de la Cámara de Comercio y que  cumplan con los requisitos exigidos en la Constitución y el ordenamiento jurídico en cuanto a respetar los derechos de autor,  el uso del suelo,   la intensidad auditiva, o la saturación visual ( de las vallas publicitarias) en calles, carreteras y sitios públicos.

La policía hará campañas permanentes de educación sobre los derechos, deberes y obligaciones de los ciudadanos concertando la solución pacífica de los pleitos y controversias que surjan para promover la tolerancia y la resolución de conflictos en forma civilizada, correcta y justa. Para ello las autoridades de policía deben ceñirse a los principios de necesidad, proporcionalidad, racionalidad, razonabilidad y tener en cuenta la reiteración de las faltas.

El Código de Policía debe ser invocado por la comunidad en cualquier momento que sienta que sus derechos o los de sus vecinos están siendo vulnerados.

Se trata pues de conseguir la solidaridad y apoyo mutuo entre todos los habitantes de este país colaborando y apoyando a las autoridades e informándoles oportunamente de cualquier anomalía que perturbe  la sana convivencia, por ejemplo los individuos peligrosos por acciones estrañas, los que no recogen las heces de sus mascotas y todos los que molestan o dañan los elementos y el mobiliario de las ciudades. A ellos se les impondrán multas y sanciones económicas y sociales. Todos debemos  prestar especial atención a quienes estén en situación de discapacidad, buscar la armonía del entorno en que vivimos, lograr el cumplimiento voluntario de las normas sociales y  cuidar y mantener las bellezas naturales de nuestro país.