Formas de terminar un contrato de arrendamiento de vivienda urbana

La ley 820 de 2003 estipula todo lo relacionado con el arrendamiento de vivienda urbana, dentro de la misma se consagran las formas y procedimiento en que las partes tanto el arrendador como el arrendatario pueden dar por terminado el contrato y estas son:

  1. De mutuo acuerdo podrá terminarse el contrato en cualquier momento ya que esta decisión es libre, espontánea y meramente potestativa entre las partes, si así lo acuerdan podrán entregar y recibir respectivamente el bien sin necesidad de preaviso o indemnización.
  1. Por terminado el contrato de manera unilateral por cualquiera de las partes sin necesidad de dar previo aviso y pagar algún tipo de indemnización cuando cualquiera de estas haya incumplido de manera grave con las obligaciones pactadas en el contrato, por ejemplo:
  • El ARRENDADOR podrá dar por terminado el contrato cuando el arrendatario incumpla con el pago del canon de arrendamiento, no cancele oportunamente los servicios públicos, sub arriende la vivienda sin estar autorizado, se le de uso con fines delictivos a la vivienda, hacerle ampliaciones o modificaciones al inmueble sin autorización del arrendador, entre otras casusas que están estipuladas en los artículos 22 y 23 de la ley ya mencionada.
  • El ARRENDATARIO podrá ponerle fin al vínculo contractual y entregar el bien inmueble cuando le suspendan la prestación de los servicios públicos al inmueble, por acción premeditada del arrendador, por la incursión reiterada del arrendador en procederes que afecten gravemente el disfrute cabal por el arrendatario del inmueble arrendado y las demás causas establecidas en el artículo 24 de la ley.
  1. Las partes podrán dar por terminado unilateralmente el contrato de arrendamiento sin pagar indemnización alguna, dando previo aviso escrito a la otra parte a través de correo certificado, por lo menos con tres (3) meses de anticipación a la fecha de la terminación del contrato inicial o de sus prórrogas, manifestado no tener la intención de continuar con el vínculo contractual.
  1. Terminación unilateral del contrato con indemnización, cualquiera de las partes podrán darlo por terminado dentro del término inicial o durante sus prórrogas, previo aviso escrito dirigido al arrendador a través del servicio postal autorizado, con una antelación no menor de tres (3) meses y el pago de una indemnización equivalente al precio de tres (3) meses de arrendamiento.

Así pues, según la situación en la que se encuentren será la forma de terminación del vínculo contractual, para lo cual deberán verificar lo estipulado en el contrato y en la norma, pues hay que ceñirse a la ley para evitar después eventuales reclamaciones o procesos judiciales.

Otros artículos que te pueden interesar:

Contrato de arrendamiento de vivienda urbana