Los procesos laborales.

Cuando hablamos de los procesos en Derecho, hablamos  de aquellos mecanismos  legales por los cuales se siguen y se cubren una serie de etapas   para conceder o desconocer derechos  a través de los efectos y resultados del fallo en cada uno de ellos. En ese entendido, el derecho procesal  laboral  es al igual  que el derecho laboral,  un derecho  al servicio de los trabajadores, una vez se  den los motivos y fundamentos válidos  para iniciarlos. Si bien estos procesos se rigen por una serie de principios y tienen distintas naturalezas,  que explicaremos a continuación.

Comencemos con los principios del Derecho  Procesal Laboral.  El primero de ellos es el principio de gratuidad,  el cual se aplica favorablemente al trabajador en la medida en que entiende  que el trabajador  es pobre  y por tantos sus actuaciones procesales no deben ser onerosas, ni exigir erogación alguna   de las partes que intervienen en el proceso. Cabe aclarar que no libera de todas las erogaciones  (sentencias T-522/94 y C-102/03).

El siguiente principio es el de inmediación. La inmediación es  aquel principio del derecho procesal general  que  afirma que el juez estará en contacto con las partes, la litis, obligado a practicar pruebas de manera personal y  tiene intervención directa en las audiencias. Es el artículo 52 del Código de Procedimiento Laboral el que establece este principio.

Es  importante referirme al  principio de publicidad  de los procesos laborales,  en los cuales los ciudadanos deben asistir  a las audiencias  y las partes  actuar y presenciar las decisiones que tome el juez  a lo largo del proceso en sus providencias, autos y sentencias.

Ahora es fácil comprender  el principio de impulsión del proceso, este  es aplicado por el juez quien admite pruebas, ordena la notificación, señala la fecha de las audiencias, celebra  la conciliación y las da por agotadas.

Después de enumerar los  principios del derecho procesal laboral,  entraremos a ver  las clases de procesos laborales. Existen procesos: declarativos, de ejecución, ordinarios de única instancia, ordinarios de dos instancias, especiales, ejecutivos y el proceso sindical.  En este artículo veremos las 3 clases principales de procesos, es decir, declarativos, de ejecución y ordinarios.

El primero de ellos es el proceso declarativo. Este proceso busca la declaración y la sanción de un derecho en el fallo judicial, conforme a  la ley.  Por la declaración judicial se concreta la pretensión y  se evidencia el derecho controvertido. Pero la sentencia laboral, más que una declaración, es una afirmación del derecho impetrado, que consagra una prestación y obligación impuesta  por el juez. El juez declara el derecho produciendo una condena y sancionándola con su fallo. 

El segundo importante  proceso  es el proceso ejecutivo, mediante el cual los trabajadores reclaman unas deudas  de su empleador, como es el no pago de acreencias laborales a través de las sentencias. La sentencia conduce a aplicar una serie de obligaciones  coercitivas  que generan el titulo ejecutivo,  que surge tras una relación laboral.

Subsecuentemente,  los procesos ordinarios  son aquellos por medio de los cuales  el trabajador reclama distintas pretensiones laborales  que deben  estimarse en una cuantía que determinará  la competencia de los distintos tribunales o juzgados de la jurisdicción laboral.  Serán procesos ordinarios de primera o de segunda instancia. Los de segunda instancia son los que se presentan en la medida en que  se ejerza la impugnación del fallo de primera instancia. Una vez se impugne el fallo de la primera instancia, estamos ante un proceso ordinario de dos instancias debido a la interposición  del recurso de apelación.

Finalmente existe el proceso de fuero sindical. Este tipo de proceso especial  dado por la Constitución y la Ley,  es  aquel mediante el cual los trabajadores salvaguardan su derecho de asociación que  impide el desmejoramiento, traslado o despido de los trabajadores sindicados . Por otro lado también sirve para el restablecimiento de sus derechos laborales, reintegro y reubicación de los trabajadores  afiliados a un Sindicato.

Todos estos principios y clases de procesos se hallan expuestos en el Código de Procedimiento Laboral, pero si desea más información escribanos:soportejuridico.com