Protegiendo blogs.

Recientemente en el año 2009  la Universidad Externado de Colombia      publicó el manifiesto llamado: “Los blogs Jurídicos y la Web 2.0”, obra que les puede interesar a las personas que también  se dedican a escribir  de otras temáticas que no sean netamente jurídicas, pues el contenido de esta obra  contiene derechos y deberes  que todos los que se dedican a esta actividad electrónica e interactiva deben conocer. Este  libro además cuenta las experiencias  de algunos blogueros  del mundo jurídico de Norte y Sur América, experiencias  compartidas  por el encuentro  de Blawgers que se realizó en las instalaciones de la Universidad  Externado de Colombia en el año 2009.  La Universidad Externado, como una de las universidades referentes de   jurisprudencia  en el país, se sumó  a  esta ola de los Blawgeros , estudiantes de derecho o abogados que escriben en blogs electrónicos sobre derecho y leyes. 

Los blogs  son herramientas electrónicas que  permiten: el intercambio interactivo de información, sirven como plataforma  de comunicación u opinión y   son medio de enseñanza de distintas disciplinas arte, cine, mercadeo, derecho, cocina, etc.  Estas  herramientas deben,  al igual que toda obra  fruto del intelecto humano,  protegerse mediante la propiedad intelectual  o a través de licencias como las Creative Commons. Estas  licencias   dan un acceso libre y abierto y   no excluyen  la  posibilidad de establecer  políticas de uso y condiciones. Cabe señalar que  los blogs pueden convertirse en una  fuente de ingresos  indirecta relevante. De ahí que  surja la preocupación  de entender algunas regulaciones, derechos sobre sus obras, deberes  de los usuarios web o internautas y los deberes de los blogueros frente a obras de sus compañeros. 

 Antes que nada debemos precisar que no todo lo que se encuentra en internet  es  de uso libre y está allí dispuesto al interés y servicio de todos,  pues dependerá  de quien monta la plataforma o contenido  darle esa destinación publica o restringirla.

Creative Commons es un sistema de licencias  innovador el cual permite   una protección parcial fundamentada en normas de derechos de autor,  pero además  autoriza  a otras personas internautas que editen, usen, modifiquen la obra objeto de estas  licencias.   Claro está que no todas las licencias conceden las mismas facultades, pues  algunas habilitan  su uso comercial, su modificación o crear a partir de la obra, entre otras atribuciones. Algunas de estas licencias son:

  1. Licencia Creative Commons de atribución [BY]: Que permite distribuir, remezclar o crear a partir de la obra amparada.
  2. Licencia Creative Commons de atribución y sin derivar [CC BY-ND]: Contrato que faculta  la redistribución comercial o no comercial, siempre que la obra circule de manera integral  y sin cambios.
  3. Licencia Creative Commons de atribución, no comercial y sin derivar [CC-BY-NC-ND]: Esta licencia es la más restrictiva,  permite solamente descargar la obra, compartirla en tanto que se dé crédito al autor  y distribuirla  sin destinación a  uso 

Se aconseja  que el uso  de estas  licencias se acompañe con otros medios de protección de derechos de autor y cláusulas  penales que respalden esta clase de contratos. 

El acompañamiento con cláusulas penales  permite  el cumplimiento de obligaciones por parte de terceros  en toda clase de contratos, inclusive licencias. Bien pareciera por todo lo anterior,  que  las obras de carácter intelectual tendrán un carácter privativo,  cuando su creador  restinga  a otros el acceso a la utilización o reproducción de su obra. Sin embargo puede ocurrir que este  la ofrezca a la comunidad de manera directa, sin obligarla a cumplir algún requisito o formalidad en relación con su autor.

Por esta razón  los blogueros   pueden  y deben    introducir modelos de políticas de  términos de uso y condiciones.   Estos términos   regulan la relación con el usuario respecto al acceso de los contenidos  y los servicios  que se ponen a disposición de la página web. Estas políticas de uso funcionan realmente como un  contrato de adhesión el cual el  usuario online  debe acogerse y someterse a lo pactado allí. Mostrándole  en este contrato los derechos y obligaciones que tiene  el creador de la página web  y los usuarios. Algunos de los elementos que deben contener son:

  1. Derechos de propiedad intelectual sobre fotos, videos, logos, etc.
  2. Reglas de conducta de los usuarios.
  3. Responsabilidades a las que deben acogerse.
  4. Sistema de solución de conflictos.
  5. Legislación aplicable.

 Adicionalmente  en el caso de tener subscriptores hay que   establecer  políticas de privacidad  que deben ser muy claras y especificas.  Esta página del portal web  o del blog  debe contener ese manejo que el blog como organización dará uso  a la información personal de cada uno de sus usuarios o subscriptores,  parámetros que son jurídicamente vinculantes.

Para más información consulte nuestros abogados online en: soportejuridico.com/contacto