Protegiendo los diseños industriales.

 

Cuando  se  crea  una obra artística  y esta   tenga como fin la utilización industrial será respaldada tanto como derecho industrial como obra de arte  al ser una forma de expresión visual.  Colombia en su jurisdicción brinda una protección acumulada  del mismo bien como la obra artística   propiamente y diseño industrial de tal manera que  los diseños creados por diseñadores industriales tendrán protección   por los derechos de autor  y  los derechos industriales. Se ha constituido un espíritu internacional privado  para amparar los modelos y obras de arte aplicadas al comercio o a la industria.

En este sentido podemos decir que  la obra del diseñador industrial será protegida  por el derecho de autor una vez esta sea  creada y culminada. Sin embargo  tras el cumplimiento del registro  voluntario y declarativo   se  dará adicionalmente una protección legal más no de hecho. El derecho de autor  protege las creaciones intelectuales con rasgos de originalidad  sin importar  su uso o destinación.

El registro  como proceso meramente declarativo  es una proceso regulado por la ley 466 de 2000 (Régimen Común de Propiedad Industrial) en el titulo V. Esta ley que es una protección a los derechos  de propiedad intelectual  nos concibe los diseños industriales  como:

“La apariencia  particular de un producto que resulte de cualquier reunión de líneas o combinación  de colores, o de  cualquier forma externa bidimensional o tridimensional, línea configuración, textura  o material  que no cambia el destino o finalidad del producto.”

Pero todos sabemos  que  esa obra es el resultado de la actividad  y disciplina, inventiva  y creativa   orientada  a fabricar productos. Los  productos fruto de esta actividad  en principio  tienen un titular el diseñador, su creador. Los diseños pueden enajenarse y por tanto cambiar de titular o ser cedidos a través de procesos sucesorales. De ahí quienes tendrán derecho en al registro serán personas naturales que sucedieron  al diseñador  o las personas jurídicas  cuando adquieren los derechos del diseñador.

Los registros de los  diseños industriales  deberán hacerse ante la oficina nacional competente, la  Superintendencia de Industria y Comercio. Este registro deberá contener lo siguiente:(Artículo 117 de la ley  486 del 2000)

  1. El petitorio
  2. La representación gráfica o fotografía del diseño industria. Tratándose de diseños bidimensionales incorporados en un material plano, la representación podrá sustituirse con una muestra del producto que incorpora el diseño;
  3. Los poderes que fuesen necesarios;
  4. El comprobante del pago de las tasas establecías;
  5. De ser  el caso, la copia del documento en el que conste la cesion del derecho al registro de diseño industrial al solicitante; y
  6. De ser el caso copia de solicitud de registro de diseño industrial u otro título de protección que hubiese presentado  u obtenido en el extranjero por el mismo solicitante o su causante y que se refiera al mismo diseño reivindicado en la solicitud presentada en el país miembro.

 

El paso siguiente  es  la presentación  de la solicitud ante la Superintendencia de Industria y Comercio.   Para la presentación de la solicitud usted deberá aportar los elementos del artículo 119 de  la ley 466 del 2000. Una vez aceptada  la  Superintendencia de Industria a Comercio (SIC) en un plazo de 15 días revisará  la solicitud  si cumple  con los requisitos ya mencionados y  los requisitos del artículo 119  anterior. Una vez  expirado en el término, Sí  el solicitante no completa los requisitos indicados, la solicitud se considera abandonada y perderá su prelación. La SIC  guardara la confidencialidad de la solicitud.  Cumplido todo lo anterior le compete a la SIC  ordenar su publicación

Esta publicación  permite a terceros    en un término de 30 días   oponerse  a ese registro y desvirtuar el registro bajo razones infundas en violación de un derecho industrial anterior.  Aceptada la oposición  la SIC notificara al solicitante para que haga valer  su derecho a través  de argumentos y  médiate la presentación de documentos  si el solicitante lo  considera pertinente. Resuelto  el problema de prelación de derecho entre el  tercero  que se opone y el solicitante la SIC procede a su registro.

Cabe señalar que toda oposición sin fundamento, es decir temeraria, será sancionada . Por otro lado el registro  confiere  el derecho de excluir a terceros  de la explotación del correspondiente diseño registrado. El registro permite al titular del registro y autor del diseño  actuar contra  terceros que fabriquen, reproduzcan, importen, comercialice  u ofrezcan su producto sin su consentimiento.

Finalmente Los diseños industriales por su naturaleza al ser obras artísticas  poseen un resguardo por el régimen penal, a través de la jurisdicción penal, que condena  la violación a derechos de autor. Delitos como: violación a los derechos morales de autor, defraudación a derechos patrimoniales de autor y violación a mecanismos de protección de los derechos patrimoniales de autor  y otras defraudaciones.

 

Te dejamos con "los logos  mejor pagados"  por  Educacion Grafica.