¿Qué es la Tutela?

Es un mecanismo constitucional (Artículo 86 Constitución Política de Colombia) que permite a los ciudadanos reclamar ante los jueces, en todo momento y lugar la protección inmediata de sus derechos fundamentales constitucionales cuando éstos sean vulnerados o amenazados por alguna acción u omisión proveniente de cualquier autoridad pública.

El artículo constitucional de la acción de tutela fue desarrollado y regulado por el decreto 2591 de 1991, en el cual se estipula en términos generales los siguientes aspectos a tener en cuenta para poder radicarla:

  • Se puede radicar ante cualquier juez y no necesariamente debe ser por escrito, así como tampoco se necesita de la representación o intervención de un abogado para presentarla. 
  • La tutela debe contener: a. El nombre y domicilio del solicitantes, b. El/los derechos fundamentales vulnerados, c. Nombre de la entidad, autoridad o particular que causó la vulneración o está amenazando el/los derechos fundamentales, d. Los hechos que fundamenten la acción y las pruebas que los sustenten, e. La pretensión (lo que el juez debe ordenar para proteger sus derechos) f. Lugar de Notificación del accionante y el accionado y g. La firma y cédula de quien presenta la acción. 
  • ¿Qué hace el juez? Admite la tutela y corre traslado para que el accionado conteste: 1. Los hechos y 2. Desvirtúe o identifique si verdaderamente hubo o no una vulneración o se puso en peligro el derecho fundamental. 

Posteriormente el juez deberá manifestarse dentro de los diez (10) días hábiles. Si efectivamente hay una vulneración o puesta en peligro, el juez ordenará la cesación de esa vulneración al derecho afectado, para lo cual el accionado cuenta con un término máximo de 48 horas. 

  • Cualquiera de las partes puede impugnar el fallo, caso en el cual se remite al superior del juez quien tendrá 20 días hábiles para responder. 
  • La tutela NO PROCEDE cuando exista otro mecanismo o medio judicial de defensa, cuando se pueda invocar el recurso de habeas corpus, cuando se pretendan proteger derechos colectivos (como la paz por ejemplo), cuando la violación del derecho originó un daño consumado (por ejemplo la muerte del accionante). 
  • La tutela PROCEDE contra particulares cuando: a. El particular preste un servicio público (como las EPS), b. Cuando el solicitante se encuentre en estado de indefensión o subordinación y c. Cuando se va a proteger un interés colectivo.

 ¿Cuánto tiempo se tiene para acatar un fallo de tutela?

Una vez en firme el fallo, el juez ordena que se cumpla lo allí estipulado dentro de las 48 horas siguientes a esta orden, en el caso de que no se cumpla este término se estaría frente a un desacato.