Seguridad social en trabajos informales

El contexto conflictivo que enmarca al país desde hace 50 años ha generado falta de oportunidades para un amplio sector de la población colombiana, quienes recurren al trabajo informal para su subsistencia y han invadido el espacio público de las principales ciudades como Bogotá, Medellín y Cali y otras, que  se ven  abrumadas de vendedores ambulantes, limpiavidrios , acróbatas, habitantes de calle, desplazados y reinsertados en sus calles y avenidas. Para finales del 2016 y principios del 2.017 estos sectores informales descendió a un  48% a nivel nacional y afectaron notoriamente la economía del país.

Estos trabajos informales se caracterizan por  laborar en microestablecimientos, quioskos, carros o las mismas aceras obviamente sin contratos escritos,  contabilidad,  registro mercantil, ni afiliación a la Seguridad Social. La OIT EN 2.003 definió que a este grupo vulnerable  pertenecen,  además de los antes mencionados, los empleados domésticos, los jornaleros, peones y familiares de  dueños de empresas pequeñas con menos de cinco personas que trabajan sin remuneración cierta, cuyas condiciones laborales son mínimas,  tienen aumentos en el horario sin extras y ausencia de beneficios o acreencias laborales.  Ellos están impedidos de acceder al sistema financiero para mejorar sus productos, expandir su negocio o buscar nuevas alternativas. Personas en esta situación tampoco pertenecen  al Sistema de Salud ni Seguridad Social que les dé cobertura en caso de enfermedades, accidentes  , invalidez, vejez o muerte y no saben cotizar para garantizar su jubilación. Usualmente son mujeres cabeza de familia o personas con  ninguna educación  o apenas la básica incompleta.

La OIT en la conferencia del 2.002 pidió al gobierno brindar atención a este grupo poblacional.  El problema es complejo y difícil para poder incorporarlos  a la Seguridad Social y a la vez garantizar el sostenimiento del sistema. ¿ Pero qué beneficios tienen actualmente los trabajadores informales en la seguridad social?

A partir de las directrices dadas por la OIT para Latinoamérica , el Ministerio de Hacienda ha implementado algunas nuevas políticas para darles  apoyo  y les ofrece acceso al Régimen Subsidiado de Salud, el cual brinda , a la población  más vulnerable ,sin capacidad de pago, acceso efectivo al Derecho fundamental en Salud en forma limitada por el subsidio gubernamental dado a los Municipios, Distritos y Departamentos. Igualmente se creó el llamado Plan Colombia Mayor que atiende a ancianos en situación de extrema pobreza.

 

 

Por otra parte  el gobierno obligó a los patrones de   personas que ganan alrededor  de  dos salarios mínimos a afiliarlas al Régimen Contributivo, como a las empleadas domésticas, jornaleros, choferes, etc. para que gocen de la pensión, las primas, vacaciones pagadas etc.

Las aseguradoras como Porvenir han implementado la modalidad de los BEPS que permiten, a quienes ganan menos de un salario mínimo y no pueden ingresar al RSPMPD ( régimen solidario de prima media y prestación definida),  cotizar a pensión por medio de un subsidio  gubernamental del 20%, generando en ellos la cultura del ahorro. Tambien se puso en marcha la Pensión Familiar para parejas que individualmente no alcanzan a cotizar las semanas requeridas para que puedan acceder a la pensión compartida sumando las dos cotizaciones.

La meta gubernamental en este sentido es dar mucha capacitación al sector informal sobre el conjunto de protecciones que  ya existen, pues ellos desconfían  del sistema y dan prevalencia a sus necesidades inmediatas como comida y vivienda, antes que a su Seguridad Social.

Se cumple así hoy  en gran medida con el Articulo 79 de la Constitución Colombiana : “ La atención de la salud y el saneamiento ambiental son servicios públicos a cargo del Estado. Se garantizará  a todas las personas el acceso a los servicios de promoción, protección y recuperación de la salud.”